Desde marzo de 2019 la Escuela Universitaria de Música (EUM) y la Escuela Universitaria de Tecnología Médica (EUTM) de la Facultad de Medicina de la Universidad de la República (Udelar), realizan actividades conjuntas de extensión en varias instituciones públicas sanitarias del país. Estas propuestas vinculan las áreas de conocimiento de ambas instituciones y se enmarcan en el proyecto Música y Salud.

El Portal de la Udelar habló con Patricia Manzoni, directora de la EUTM, y Osvaldo Leite, docente responsable de Coordinación de Extensión y Actividades en el Medio de la EUM, acerca de este trabajo.

Manzoni refirió que el disparador del ingreso de la EUTM a este proyecto fue la coincidencia de actores de ambas instituciones, en actividades como el taller que la EUM organizó con motivo del día del paciente en el Hospital de Clínicas Doctor Manuel Quintela (HC). En estas instancias «entendimos que era un lugar que había que investigar, que entre la música y la salud pasan cosas», dijo la directora.

Antecedentes
El proyecto Música y Salud se viene a sumar a una línea de trabajo que la Unidad de Extensión de la EUM desarrolla desde hace tiempo, Los lugares de la música, que apunta a identificar los ámbitos desde donde esta rama del arte como manifestación humana, se introduce en la sociedad.

Leite refirió que en el marco de esta línea de trabajo, que llevan adelante desde hace tiempo, definieron temas a abordar como música y política, música y género, música y tecnología y música y salud. En torno a estos tópicos se plantearon actividades (talleres en espacios del hospital de Clínicas, el Pereira Rossell y el Centro Cívico Salvador Allende de Canelones). En estos encuentros participaron estudiantes, docentes y egresados de la EUM, responsables de dar los talleres y músicos invitados. Las experiencias buscaban generar más adelante alguna propuesta sostenida en el tiempo y con más profundidad de trabajo.

Los talleres en el Hospital Pereira Rossell estaban dirigidos a niños de poblaciones con vulnerabilidad psico social. Leite refirió que a raíz en estas instancias se dieron situaciones que llamaron la atención y despertaron muchas preguntas en los músicos que participaban. «Veíamos como músicos una cantidad de cosas que pasaban en esos talleres que transpasaban nuestro conocimiento y nos generaban preguntas y ganas de buscar respuestas también».

El docente relató que en una intervención reciente de la EUM en la sala de espera del Hospital Pereira Rossell, luego de que finalizó la actividad de los músicos, los niños comenzaron a acercarse y uno de ellos pidió para tocar un violín a un docente de la Escuela y este le enseñó cómo hacerlo sonar. También una niña permaneció con sus manos en un chelo sintiendo la vibración mientras el músico lo ejecutaba y a otro de los niños lo vieron en una actitud similar con otro instrumento.

Leite recordó que conversaron con médicos luego de finalizadas estas actividades, acerca de las experiencias y temas que emergían del taller vinculados a distintas áreas de la salud (médica, psicológica). A raíz de estos intercambios surgieron en los docentes las ganas de realizar un proyecto un poco más ambicioso que integrara estudiantes y docentes de otras disciplinas.

Además la carrera de Fonoaudiología de la EUTM, la cátedra de canto de la EUM y la Facultad de Ingeniería tienen en proceso un proyecto en el Espacio Interdisciplinario que el año que viene comienza su segunda etapa. Este trabajo en el marco del cual hacen audiometrías, audiogramas entre otras mediciones, apunta al abordaje de la salud de los músicos en particular los cantantes. Leite aclaró que aunque este proyecto y el de Música y Salud van a ser independientes, van a tener algunos vínculos a través de extensión de la EUM, Fonoaudiología de la EUTM e Ingeniería cuyo equipo de trabajo es probable que sea el mismo en ambas propuestas.

El docente de la EUM refirió que existen también a nivel internacional y en Uruguay pero fuera de la Udelar, experiencias que vinculan música y salud y que pueden ser utilizadas como insumo para este trabajo.

Fortalezas del proyecto
Leite destacó que este proyecto plantea una vía de acción nueva en la institución, por lo cual están muy entusiasmados. Además ven la necesidad de apuntar a un trabajo colectivo con otras disciplinas que cuentan con experiencias en la temática. Apuntan a que esta línea y forma de trabajo conjunto puede también aportar un conocimiento valioso a los estudiantes de la EUM que tradicionalmente se forman en carreras más técnicas (interpretación instrumental, o voz y área de música (composición, dirección orquestal, coral, y musicología)).

Manzoni manifestó que integrar a investigadores del campo de la medicina a este proyecto es «pararse desde otro lugar, de otro tipo de sensibilidad, también para los músicos, que no suelen participar en este tipo de propuestas, llegan a la Escuela de Música especialmente para consolidarse en algún instrumento en particular». «Implica un cambio de perspectiva con el que salimos beneficiados todos, estas experiencias transforman, los que participan no salen igual que como entran» agregó.

La directora de la EUTM explicó que en la institución hay una amplia gama de carreras que trabajan con la música y la salud de los músicos por lo cual valoró como muy positivo este tipo de propuesta conjunta. Una de las formaciones que participan es Fonoaudiología. Esta carrera tiene entre sus contenidos académicos, lenguaje, voz y sonidos. Los estudiantes y docentes de esta formación realizaron en el 2019 una intervención a través de la música en el marco del mes del trastorno específico del lenguaje en la que crearon una canción para sensibilizar acerca de esta problemática.

Manzoni manifestó que algunas de estas carreras son Terapia ocupacional, Salud ocupacional, Fisioterapia, Podologìa, Cosmetología y Psicomotricidad, campos en los que la música es una herramienta valiosa para prevenir, estimular y atender distintos aspectos que hacen a la salud en personas de todas las edades desde el nacimiento. En este sentido acotó que en neonatología, a través de la música se puede estimular en los recién nacidos funciones como la deglución.

Primeros pasos
Manzoni relató que en el comienzo de este trabajo conjunto realizaron actividades de difusión y sensibilización en distintos lugares, para compartir la idea con actores universitarios de otras áreas y entusiasmarlos a participar en el proyecto. En este proceso de difusión participaron de las Jornadas de Extensión de la Facultad de Medicina de la Udelar, en las Jornadas Académicas de la Escuela de Tecnología y Parteras (que en el 2019 se hicieron en conjunto) y en las jornadas del HC. Además hicieron reuniones de trabajo con distintos actores como el Centro Cívico Salvador Allende, y el Programa Integral Metropolitano (PIM) de la Udelar.

Leite por su parte manifestó que comenzó a investigar literatura y experiencias nacionales y extranjeras en esta área de trabajo con el fin de delinear posibilidades de acción que consideren el valor de abordar al temática desde una perspectiva interdisciplinaria. En este sentido resaltó la importancia de trabajar con estudiantes y docentes de musicoterapia, ya que en actividades previas que la EUM llevó adelante en hospitales detectaron algunas situaciones emergentes que podrían ser abordadas con otros elementos por profesionales de esta área.

Etapa actual.
Leite explicó que hoy se encuentran en la etapa de conformación del equipo de trabajo. Tuvieron acercamientos con integrantes de varias facultades de la Udelar y organizaciones vinculadas al tema, quienes manifestaron interés en participar, entre ellas Psicología, Ingeniería y Asociación de musicoterapia del Uruguay. La directora de la EUTM añadió que Luego de conformado el grupo comenzarán a delimitar algunas líneas para el proyecto.

Propiedades de la música
La directora de la EUTM refirió que las posibilidades de la música en los niños van desde ayudar a la rehabilitación motriz, favorecer la deglución, estimular determinadas zonas del cerebro, provocar sensaciones, entre otras. Leite sostuvo que la música provoca cambios fisiológicos y emocionales que no se logran con otras estrategias. En este sentido la directora de la EUTM recordó que en algunos de los talleres que realizaron este año, pacientes con la movilidad muy reducida, a partir de la música lograban realizar movimientos que a priori los médicos entendían que estaban fuera de sus posibilidades físicas (pararse, gritar, aplaudir).

Manzoni acotó que además de las propiedades terapéuticas, la posibilidad de llevar adelante una intervención musical en el Hospital Piñeyro del Campo con pacientes que estàn postrados pero también con la gente que trabaja allí, ya de por sí es importante.

Leite sostuvo que los músicos pueden utilizar diferentes herramientas (el sonido en sí que puede generar diferentes estados de ánimo, y la música mucho más). Por otro lado los músicos intérpretes generan habilidades físicas desarrolladas en el ejercicio de la técnica instrumental a lo largo de su carrera. En los intercambios que los docentes del equipo tuvieron con lo profesionales de la salud, entendieron que estas capacidades de los músicos pueden ser aplicadas en el trabajo en taller para trabajar aspectos específicos de movimiento.

El docente añadió que en al EUM tienen un área que aborda el tema del cuerpo y las formas de cuidarlo en el ejercicio de la profesión. En este campo de trabajo se da un punto de contacto interesante entre las disciplinas de la salud y la música para trabajar en el proyecto.
Explicó que una tercera vía que se podría abordar en el proyecto sería hacer música e interactuar con este arte en forma colectiva.

Desafíos
Aspiran a continuar los talleres e intervenciones que realizan en instituciones de salud y a su vez generar espacios de investigación y de enseñanza para los estudiantes. En este sentido planificaron tres cursos de Educación Permanente que se desarrollarán en el 2020 (uno que tiene que ver con la musicoterapia y los otros dos con la técnica Alexander). Con esta formación no apuntan a crear un espacio asistencial sino a entender los procesos que se dan en el vínculo de las personas con la música y las posibilidades terapéuticas y preventivas que esta rama del arte tiene en la salud y llevar todo ese conocimiento generado a actividades de extensión.

Tienen previsto además presentar proyectos a llamados del Servicio Central de Extensión y Actividades en el Medio (SCEAM), generar algún curso optativo interdisciplinario, seminarios y literatura académica en esta temática. Este trabajo se abordará desde las distintas vertientes de las instituciones que se integrarán a él (la EUM, la EUTM, la Asociación de Musicoterapia, entre otras).

Fuente: Portal Udelar disponible en http://www.universidad.edu.uy/prensa/renderItem/itemId/44047/refererPageId/12