En el marco del 25 de noviembre, Día Internacional de Lucha contra la Violencia hacia las Mujeres, el Grupo de Ex Presas Polítcas que vienen trabajando por un memorial para las Mujeres invitan a la muestra de manualidades, danza y música, realizada por ellas durante su encierro.

Desde el Área de Derechos Humanos del SCEAM, se viene acompañando a las mujeres ex presas políticas en su reivindicación de visibilizar su lucha por otra sociedad más justa, inclusiva e igualitaria. En este sentido, nos parece importante recordar lo que ellas explicitan en su manifiesto:

» Miles de mujeres fuimos indebida e ilegítimamente privadas de libertad. Como consecuencia de las torturas muchas compañeras perdieron sus embarazos, fueron asesinadas o permanecen hasta el día de hoy Detenidas-Desaparecidas.
Fuimos reprimidas por nuestra doble condición de mujeres y de luchadoras.
La ideología patriarcal afirmada en el militarismo hizo aún más rígida la división sexual del trabajo. Desde esa mirada, los hombres ocupaban el espacio público, la militancia política y sindical, mientras que las mujeres debían ocupar su rol de esposas-madres, guardianas del hogar.

Las mujeres militantes transgredimos ese mandato exponiéndonos a un ensañamiento por parte de los militares que nos consideraron doblemente culpables.

Fuimos expuestas a todo tipo de vejámenes por la oficialidad de turno, llegando incluso a alentar a la tropa a cometer las mismas deplorables violaciones sexuales y tortura.
Nuestros cuerpos fueron considerados objetos que pretendían utilizar a su antojo con el objetivo de humillarnos, quebrarnos y destruirnos física y psíquicamente.
Nos encerraron en campos de concentración, a lo largo y ancho del país, especialmente diseñados para destruirnos promoviendo situaciones que pudieran provocar conflictos y divisiones entre nosotras en un clima de inestabilidad e inseguridad permanente.
Bajo esas condiciones extremas nos unimos, nos solidarizamos, nos abrazamos, nos protegimos, y solo así hemos sobrevivido a esa barbarie.
El Memorial pretende rescatar la memoria frente a una cultura que cultiva el ejercicio del olvido y la impunidad, lo que implica reconstruir una historia en parte ignorada y silenciada»

(Exposición de Motivos de la construcción de un memorial de las ex presas políticas, 2019).

Para que no queden en el olvido estas múltiples violencias, para que el Estado cumpla con su deber debida diligencia (prevenir, investigar, sancionar y reparar) acompañemoslas este día sororamente.