Los fotógrafos nucleados en el colectivo «Imágenes del silencio» produjeron cientos de fotos en las que referentes públicos de sectores diversos sostienen la imagen de una persona detenida desaparecida en un cartel, a semejanza de lo que puede verse cada 20 de mayo en la Marcha del Silencio.
El grupo de artistas está integrado por Annabella Balduvino, Ricardo Gómez, Federico Panizza, Pablo Porciúncula, Elena Boffetta (videoperiodista) y Soledad Acuña (comunicadora y productora). Años antes, al cumplirse el 20° aniversario de la Marcha del Silencio, habían trabajado juntos en una muestra que recopiló fotos sobre la movilización. En adelante compartieron otros proyectos que tenían en común la defensa de los derechos humanos, y hace un año comenzaron a trabajar en esta iniciativa.
Partiendo de la consigna «todos somos familiares», para este proyecto invitaron a participar a referentes de organizaciones sociales, de colectivos de trabajadores, de los ámbitos de la cultura, el deporte, la comunicación, la religión, entre otros. «Quisimos tener un abanico lo más diverso posible de distintos sectores de la sociedad uruguaya, incluirlos a todos»; son personas que, siendo conocidos por muchos o por algunos, nos incluyen a todos y cualquiera de nosotros puede sentirse identificado, explicó Porciúncula al Portal de la Udelar.
El colectivo planteó la idea a la organización Madres y Familiares de Uruguayos Detenidos Desaparecidos, que avaló el proyecto. Las sesiones fotográficas se realizaron con los mismos carteles que se utilizan en las marchas.
El trabajo se desarrolló en 27 sesiones de fotos, y luego en largas jornadas de edición. Porciúncula explicó que en cada sesión los carteles se entregaban al azar, y que los participantes siempre encontraban coincidencias con la persona que le correspondía: «coincidía la fecha de nacimiento, o la edad del desaparecido con la edad de sus hijos, o la profesión, incluso encontraban parecidos físicos. La gente lograba empatizar verdaderamente, y se generaba algo realmente creativo. En esos momentos tomábamos las fotos».
Si bien entre los retratados hay personas con historias y características muy diferentes, «todos tienen un denominador común, y es que estaban dispuestos a defender la causa; ese es el punto de encuentro. Es lo que tenemos todos en común, el reclamo por verdad y justicia», señaló.
Día cero
Desde el inicio el grupo planeó realizar una pegatina con las imágenes en los muros de Montevideo, lo cual concretó este fin de semana. Además, este miércoles 20 de mayo, a las 12 horas, se inaugurará una muestra en la fotogalería Unión del Centro de Fotografía de Montevideo, ubicada en la Plaza de la Restauración (Asilo y Domingo Ereño).
La emergencia sanitaria impide realizar la Marcha del Silencio en forma presencial, pero igualmente que este miércoles la avenida 18 de Julio estará cerrada al tránsito vehicular. Allí, en el cruce con la calle Zelmar Michelini, se podrán ver los trabajos de esta muestra expuestos en dos grandes cubos, y luego serán trasladados a otras fotogalerías de la cuidad.
Desde noviembre del año pasado las imágenes circulan en redes sociales, o «los muros de la modernidad», llevando una cuenta regresiva de los días hasta este 20 de mayo. Porciúncula explicó que el grupo tiene más de 40.000 seguidores, sumando los de Twitter, Instagram y Facebook. Gracias a esto, «Imágenes del silencio» viene potenciando la difusión de las acciones de Madres y Familiares, que en emergencia sanitaria adoptan otras formas de participación.
Este miércoles las fotografías formarán parte del audiovisual que será transmitido a las 19 horas por distintos medios de comunicación y plataformas, para acompañar la marcha en forma virtual. A la misma hora serán proyectadas por el colectivo «Vecinas a los muros» en 40 edificios de Montevideo.
Porciúncula explicó que todo el proyecto fue realizado por los integrantes de «Imágenes del Silencio» en forma honoraria, y que contó con el apoyo de algunas donaciones para hacer posible la impresión de los afiches que se encuentran en los muros. Las personas fotografiadas cedieron los derechos de su imagen para esta iniciativa.
Fuente: Portal Universidad de la República disponible Aquí