Este jueves 5 de mayo se presentarán los resultados del Mapeo participativo «El Lado B del Municipio B» que estudia los usos del territorio del Municipio por parte de las personas en situación de calle.
La investigación se realizó en el marco de un acuerdo interinstitucional entre el Municipio B, la Universidad de la República (Udelar), la Fundación Friedrich Ebert en Uruguay (FESUR) y el Colectivo Ni Todo Está Perdido (NITEP).
La presentación se realizará el 5 de mayo, de 18 a 19.30 horas, en el Salón L5 «Luisa Cuesta» de la Facultad de Ciencias Sociales (Constituyente 1502).
Los datos relevados permiten conocer la realidad de las personas en situación de calle y los usos del área central de la ciudad que realizan para dar cuenta de sus estrategias de sobrevivencia en busca de alimento, techo, comida y convivencia.
Los resultados de este estudio visibilizan las necesidades de las personas en situación de calle para la protección de sus derechos y al mismo tiempo revela las ausencias que tiene la ciudad para atender a esas necesidades. Aporta en ese sentido información clave para intervenir sobre Montevideo para que sea «una ciudad que abrace y no expulse».
 La actividad contará con intérprete de LSU.

 

Sobre el Colectivo Ni todo está perdido

Nació en 2018 entre las personas en situación de calle que utilizaban durante el día la Facultad de Ciencias Sociales para pasar el invierno. La mayoría de sus integrantes viven en refugios y se encuentran en situación de calle. Se dieron cuenta de que podían formar un colectivo que tuvo como objetivo fundacional dar vuelta la mirada negativa que se tiene sobre las personas en situación de calle.
Luego comenzaron a organizarse para luchar por vivienda, trabajo y derechos humanos y mostrarse presentes y unidos para que “dejen de hablar sobre” ellos y empiecen a hablar con ellos. Este año lanzaron la campaña #NiUnaMuerteMás en situación de calle. El colectivo se presenta así: “no somos de ningún partido político, todos y todas son bienvenidos y no le preguntamos de dónde vienen, somos hermanos de calle”. Luchan “por un mundo que abrace y no expulse”.