El 14 de agosto se conmemora en Uruguay el «Día de los Mártires Estudiantiles», que homenajea a los y las jóvenes estudiantes que fueron asesinados durante la última dictadura cívico militar de 1973 y en los años previos, en los que los gobiernos electos aumentaron el uso de la fuerza represiva. El Portal de la Udelar dialogó con Amira Fagúndez, estudiante de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de la República (Udelar) e integrante de la Asociación de Estudiantes de Veterinaria (AEV – ASCEEP-FEUU) acerca de las actividades previstas para conmemorar este día.
Fagúndez explicó que como cada año el 14 de agosto los estudiantes realizarán una marcha que partirá a las 18 horas de la explanada de la Universidad, recorrerá Avenida 18 de Julio y Avenida Del Libertador, hasta llegar a la Plaza 1º de mayo. Allí se desarrollará la parte oratoria en la que participaran las organizaciones estudiantiles que convocan a este homenaje: Centro de estudiantes de Magisterio (CEM), Gremios de Secundaria Metropolitanos (GSM), Coordinadora de Centro de Estudiantes de UTU (CCEU), ASCEEP-FEUU (Asociación Social y Cultural de Estudiantes de la Enseñanza Pública – Federación de Estudiantes Universitarios del Uruguay), Asociación de Estudiantes de Educación Social y Centro de Estudiantes del Instituto de Profesores Artigas (CEIPA).
Plataforma estudiantil
Amira indicó que uno de los temas centrales de la plataforma de los estudiantes será la defensa del presupuesto estudiantil en el marco de la discusión en el Parlamento de la Ley de Rendición de Cuentas. Añadió que se priorizan en este punto algunos aspectos en los que la Udelar ha mostrado mayor compromiso como el presupuesto para el aumento de horas docentes y de becas estudiantiles y para el Hospital de Clínicas. Los estudiantes entienden que se necesitan medidas fuertes que permitan consolidar la descentralización de la Udelar y poder brindarle una beca de apoyo económico a todos los estudiantes que la necesitan. «Sabemos que hoy en día hay en la Udelar aproximadamente 800 estudiantes que no alcanzaron esa beca y necesitamos mayor presupuesto para poder dárselas», manifestó Fagúndez.
Otro de los ejes que estará presente en la plataforma de esta conmemoración es la solidaridad, que los estudiantes también quisieron que se manifestara de una forma práctica. En ese sentido en todas las actividades del 14 de agosto así como durante toda la semana del estudiante que se desarrolla este año del 9 al 13 de agosto, se estarán recolectando alimentos no perecederos y juguetes para el próximo día de las niñas y niños, que se entregarán a la Coordinadora de ollas populares. «Buscamos poder rodear de alguna forma a las organizaciones de las ollas populares y aportar este granito de arena, en especial en este momento en el que no han recibido respuestas a las necesidades alimentarias y que sigue siendo la solidaridad de los uruguayos la que alimenta a cientos de ciudadanos y ciudadanas», expresó. Las elecciones universitarias que se realizarán en setiembre, serán otro de los temas de la proclama, teniendo como eje principal «la defensa del cogobierno y el rol social que tiene nuestra Universidad», señaló. 
Informó que el 14 de agosto antes de la marcha están previstas otras dos actividades. De 8 a 14 horas los estudiantes pintarán un mural en homenaje a los «Mártires Estudiantiles» en la esquina de las calles José L. Terra y Yatay. A las 13 horas realizarán una peña con feria de emprendimientos y presentaciones artísticas en el Callejón de la Universidad. Señaló que la instancia encuentra a los estudiantes «entusiasmados por el retorno a las clases presenciales y a otro tipo de actividades culturales que a la juventud le hacían falta».
Conservar la memoria reciente
Se eligió el 14 de agosto para conmemorar este Día porque coincide con el fallecimiento del primer mártir estudiantil, Liber Arce, estudiante de odontología herido gravemente en 1968 por la policía durante una manifestación por el presupuesto universitario y en reclamo del boleto estudiantil. Luego de la muerte de Liber Arce, varios estudiantes de distintas instituciones educativas uruguayas fueron atacados, asesinados, o secuestrados y luego muertos, cuando participaban de manifestaciones, reuniones, pegatinas u otras actividades relacionadas con su militancia estudiantil. Existen también en los últimos años iniciativas del Estado, gobiernos departamentales y locales, organizaciones sociales, de estudiantes y de trabajadores, que apuntan a conservar la memoria de los uruguayos acerca de las víctimas de estos hechos y los sitios de la represión. En este sentido a nivel estatal se sancionaron dos leyes, una de ellas es la «Ley N° 18.596: Actuación ilegítima del Estado entre el 13 de junio de 1968 y el 28 de febrero de 1985. Reconocimiento y reparación a las víctimas», promulgada el 18 de setiembre del 2009. Esta reglamentación establece en su artículo 8 que «en todos los sitios públicos donde notoriamente se identifique que se hayan producido violaciones a los derechos humanos, el Estado colocará en el exterior y en lugar visible para la ciudadanía placas o expresiones materiales simbólicas recordatorias de dichos hechos….». Por su parte La Ley Nº 19.641 promulgada el 14 de agosto de 2018 reglamenta la Declaración y Creación de Sitios de Memoria histórica del Pasado Reciente.
Algunos de estos lugares de memoria están destinados a homenajear a estudiantes víctimas de la represión, en el entorno del edificio central de la Udelar están ubicadas tres de estas señales de memoria. Una de ellas es una placa inaugurada por resolución del Ministerio de Educación y Cultura (MEC), en Homenaje a todas y todos los «Mártires estudiantiles» – Callejón Udelar, en el marco de la Ley N° 18.596, que se encuentra en Avenida 18 de Julio esquina Tristán Narvaja. Otro de los recordatorios es una de las baldosas de la Explanada de la Universidad colocada el 25 de setiembre de 2003, que señala el lugar desde donde partió la marcha estudiantil convocada por la ASCEEP, el 25 de Setiembre de 1983. Entre la sede de la Universidad y la Biblioteca Nacional se encuentra el «Pasaje Doctor Emilio Frugoni», que en agosto de 2016 fue declarado por el MEC «Memorial de los mártires estudiantiles». También en el extremo del Pasaje que da a la calle Guayabos, se encuentra una de las marcas de la memoria que impulsa la «Asociación Memoria de la Resistencia». Consiste en una placa circular ubicada en la vereda y rodeada de esferas aplanadas a modo de asientos que recuerda el lugar donde se depositaban claveles rojos cada 14 de agosto en forma clandestina durante la dictadura.
En el predio de otro de los edificios de la Udelar, la Facultad de Veterinaria, en 2020 se colocó una placa en homenaje a Ramón Peré, estudiante de veterinaria víctima de la represión estatal el 6 de julio de 1973 en el marco de la histórica Huelga General por el inicio de la dictadura cívico-militar uruguaya. Este homenaje surgió de una iniciativa de  la Asociación de Estudiantes de Veterinaria de la Udelar y contó con el apoyo de la Comisión de Derechos Humanos y Desarrollo Social de la Junta de Montevideo.
Entre las iniciativas de los gobiernos departamentales, que recuerdan a los mártires estudiantiles, se encuentra en el Municipio b de Montevideo el «Espacio Libre Mártires Estudiantiles». Está ubicado en la Avenida Rivera, entre Guayabos y Jackson y homenajea «a todas y todos los «Mártires estudiantiles» en las figuras de: Liber Arce, Hugo De los Santos, Susana Pintos, Heber Nieto, Julio Spósito, Ibero Gutiérrez, Santiago Rodríguez Muela, Joaquín Kluver, Ramón Peré, Walter Medina, Nibia Salbasagaray y Manuel Ramos Filippini».
También en Montevideo pero a iniciativa de los trabajadores y con el apoyo de Ancap, en 2008 se dio el nombre de «Mártires estudiantiles de Ancap, Susana Pintos y Santiago Rodríguez Muela», a la plaza ubicada en la intersección de Avenida Libertador y Cerro Largo, frente a la sede central del organismo.
El Gobierno de Canelones, la Junta Departamental y el Municipio de Canelones  en el año 2020 inauguraron el Memorial Mártires Estudiantiles, espacio de resignificación y memoria integrado al recorrido del Prado – Parque Cultural de Canelones. En el mismo Departamento pero en la ciudad de Progreso a partir de una solicitud que el gremio estudiantil del Liceo 1 de la ciudad, elevó al municipio local el año 2016, la calle Cerro Largo de Progreso, cambió el nombre en 2020 a Mártires Estudiantiles.
Por su parte la Junta Departamental de Colonia en 2005 puso el nombre Nibia Sabalsagaray a una de las calles de Nueva Helvecia e inauguró en una esquina de la misma, un monumento con una Placa en homenaje a la profesora de Literatura detenida el 29 de junio de 1974 y que murió víctima de la tortura ese mismo día, en el Batallón N° 5.
La lista se prolongó en los años sucesivos en los que fueron miles los estudiantes detenidos, torturados, perseguidos y desaparecidos. El monumento «Memorial de los estudiantes» que se inauguró en mayo de 2009 en la Avenida Centenario esquina Jaime Cibils, es un recordatorio en memoria de seis de ellos, estudiantes del Liceo Dámaso Antonio Larrañaga desaparecidos durante la dictadura cívico militar: José Michelena, Rubén Prieto González, Rafael Lezama, Andrés Bellizzi, Nelson Wilfredo González y Helios Serra. La iniciativa aprobada por la Junta Departamental de Montevideo, partió de ex alumnos del liceo, muchos de los cuales fueron condiscípulos de los estudiantes desaparecidos. El autor y constructor de la obra fue el Grupo Colibrí (Lino Cabrera, Iñaki Arguiñarena, Oliver Morales y José Carvallo).
Mártires
Líber Arce, 29 años, estudiante de Odontología. Herido el 12 de agosto de 1968 por fuerzas policiales durante una manifestación por el boleto estudiantil.
Hugo de los Santos, 19 años, estudiante de Ciencias Económicas. Susana Pintos, 27 años, estudiante de la Escuela de la Construcción de la UTU. Asesinados el 20 de setiembre de 1968 en una manifestación frente a la Udelar.
Heber Nieto, 16 años, estudiante de la Escuela de Industrias Navales de la UTU. Asesinado el 24 de julio de 1971 por un francotirador mientras estaba en una actividad solidaria en el marco de un conflicto con la empresa Cicssa.
Julio Spósito, 19 años, estudiante del IAVA. Lo asesinó un policía el 1º de setiembre de 1971 durante una movilización estudiantil en reclamo por la desaparición de Héctor Castagnetto y Abel Ayala y las muertes de Heber Nieto y Ramos Filippini.
Íbero Gutiérrez, 22 años, estudiante de las facultades de Derecho y de Humanidades y Ciencias de la Educación. Su cuerpo fue encontrado el 28 de febrero de 1972, un día después de haber sido secuestrado por el Escuadrón de la Muerte.
Santiago Rodríguez Muela, 24 años, estudiante en el turno nocturno del liceo Nº 8 y trabajador de ANCAP. Lo asesinaron el 11 de agosto de 1972 en un asalto del grupo de extrema derecha JUP al liceo donde concurría.
Susana Pintos, 26 años, también trabajadora de ANCAP, era estudiante de la Escuela de la Construcción de la UTU. Falleció el 21 de septiembre de 1968, a causa de una bala disparada por la policía en el marco de la represión a una manifestación estudiantil.
Joaquín Klüver, 22 años, estudiante de la Facultad de Agronomía. Fue asesinado el 6 de diciembre de 1972 luego de ser detenido en una manifestación estudiantil contra la Ley de Enseñanza.
Ramón Peré, 28 años, estudiante de la Facultad de Veterinaria. Fue el primer estudiante asesinado por la dictadura, el 6 de julio de 1973, cuando estaba junto a sus compañeros ocupando la facultad durante la Huelga General.
Walter Medina, 16 años, estudiante del liceo Nº 17. Lo asesinaron policías el 8 de julio de 1973 durante la huelga general, mientras pintaba un muro que decía «consulta popular» en el barrio de Piedras Blancas.
Nibia Sabalsagaray, 24 años, profesora de Literatura en el Liceo Zorrilla. Fue detenida el 29 de junio de 1974 y murió, víctima de la tortura, en el Batallón N° 5 ese mismo día.
Fagúndez recordó que la consigna de la marcha que realizarán los estudiantes el 14 de agosto de 2021 es «Sigamos defendiendo la educación pública. Luchemos por el futuro» y se enmarca en la necesidad de defender el presupuesto para la enseñanza de cara a la Rendición de cuentas. 
Fuente: Portal de la Udelar, disponible AQUÍ