En sus inicios Apex estaba directamente vinculado con la formación de los estudiantes de Facultad de Medicina, y en particular con la atención de la salud anclada en las prácticas comunitarias.
Actualmente es una institución donde confluyen docentes, estudiantes y graduados de servicios universitarios de diferentes disciplinas y áreas académicas, desarrollando acciones conjuntas en el espacio comunitario. Esas actividades combinan enseñanza, asistencia, investigación y extensión.
Si bien su local principal se ubica en el Cerro, el área de intervención de Apex abarca todos los barrios del Municipio A de Montevideo, en la zona oeste de la ciudad. El programa lleva adelante cursos de grado, posgrado y educación permanente, en vinculación con proyectos específicos de la áreas socioeducativa y cultural, producción de salud, clínica, educación en salud, entre otras.
Al igual que en otros territorios, la emergencia sanitaria por COVID-19 moviliza las redes comunitarias en los barrios de la zona. Al mismo tiempo, Apex articula con organizaciones y actores de la comunidad en la atención a las problemáticas derivadas de la epidemia.
Por el principio
El apoyo al funcionamiento de ollas solidarias es una de las principales líneas de trabajo de Apex en el momento: se trabaja en la articulación y coordinación del acopio y distribución de insumos, para esto están a disposición la infraestructura edilicia del programa y dos vehículos. El equipo de Apex maneja un registro de unas 40 ollas en estos barrios, si bien la situación es muy dinámica y puede haber más, señalan. «Es muy difícil contabilizar la cantidad de personas que comen allí dado que algunas funcionan todos los días, y otras dos o tres veces por semana», explican.  A modo de ejemplo, la olla de la comisión vecinal «4 de marzo» funciona dos veces por semana y entrega unas 180 viandas, mientras que una de las que está en «La Fortaleza» se realiza dos veces a la semana y entrega viandas para unas 150 familias.
En las ollas se entregan insumos sanitarios como tapabocas, sobretúnicas y guantes, que se obtienen de la donación de empresas del Polo Tecnológico Industrial de Cerro (PTI C), -como la cooperativa de mujeres Conacotex y la empresa Lastril-,  del propio (PTI C),  así como de la Organización voluntaria rednacional.uy. También se distribuye alcohol en spray donado por la Facultad de Química y otros insumos que se compran con recursos propios del programa.
Además, Apex colabora en la distribución de canastas de alimentos del Municipio A, a través del acopio en el gimnasio del programa, junto con funcionarios de la empresa Central 5 y de la Udelar que acompañan la actividad. También se busca atender necesidades de insumos de higiene y elementos de protección personal en los hogares, «en un contexto habitacional que dificulta muchas veces las medidas más básicas de higiene recomendadas, comenzando por el lavado de manos». En este caso los criterios de distribución responden a la propia red de organización comunitaria, que identifica necesidades concretas, «el Apex trabaja hace años en vínculos estables y de cercanía con estas redes y algunos de sus referentes, lo que permite este tipo de articulación», explican.
En riesgo
Uno de los equipos del programa desarrolla desde hace años un trabajo integral con adultos mayores. Son usuarios de la policlínica, o bien participan en propuestas del Apex como Cine Foro y Taller de Libre Expresión, o integran colectivos barriales. Sus redes de comunicación están en funcionamiento, entre otras vías, por grupos de whatsapp.
Durante este período de emergencia sanitaria se definieron algunas acciones que dan continuidad al trabajo, con la participación de estudiantes,  instituciones, organizaciones y comisiones del territorio: se están realizando llamadas telefónicas a usuarias y usuarios, con frecuencia diferenciada según la situación. Se realiza una actualización del facebook del equipo con información de interés, consignas y propuestas de actividades para realizar durante la cuarentena. Se están coordinando acciones con el Plan Ibirapitá, Deportes de Bienestar Universitario y con docentes, para clases y actividades virtuales. El equipo preparó un artículo para Mensuario Jubicerro referido al COVID 19, y está elaborando otro para este mes.
Estudiantes de psicología realizan el seguimiento semanal de varias usuarias mediante llamadas, abordando situaciones que se están generando. Se organizó un grupo de trabajo con estudiantes de este año lectivo y otras que ya han pasado, para asistir a personas adultas mayores de la zona del Municipio A que viven solas y precisan orientaciones, asesoramiento o apoyo en situaciones concretas como, por ejemplo, retirar su medicación habitual. Los mayores pueden hacer llegar este tipo de demandas al teléfono celular institucional.
Información, cultura, producción
Apex también está atendiendo demandas vinculadas con la comunicación social, porque en el trabajo con las organizaciones y vecinos, se ha detectado una sobreexposición a la información acerca de la enfermedad, en gran parte falsa. Se valoró la necesidad de generar y hacer circular mensajes claros, por eso Apex generó placas informativas para la difusión comunitaria, cartillas y protocolos sobre prácticas de alimentación, como “Manipulación de alimentos y COVID 19”, destinado al uso en ollas solidarias.
Se presentan también fuertes demandas en territorio vinculadas a los emprendimientos productivos sostenibles, para mitigar la crisis económica de la gente que ha quedado sin ingresos. En este sentido el Apex viene desarrollando junto con Programa Integral Metropolitano (PIM) un Plan de acción territorial para la emergencia y sus escenarios posteriores, en el que uno de los ejes principales de abordaje es el económico-productivo.
En relación con las demandas culturales, el programa está generando propuestas que permitan abordar contenidos de interacción cultural vinculados con las problemáticas de la crisis. Se trabaja con la Asociación de Titiriteros del Uruguay (ATU) en la difusión de varios videos de obras, y con el Taller virtual de Teatro de Títeres de Bienestar Universitario, difundiendo un video tutorial de armado de proyector de sombras.
Apex también está articulando con el Plan Ceibal, con el fin de destinar recursos docentes en el armado de propuestas relacionadas con el juego, la salud integral, los derechos de infancia, entre otras. En acuerdo con ATU y Plan Ceibal, los contenidos artísticos serán utilizados con fines didácticos.
Salud integral
En cuanto a la atención sanitaria, el equipo de Apex explicó que al comienzo de la epidemia en Uruguay «ASSE realizó un cierre total de las policlínicas descentralizadas de primer nivel de atención, con lo cual la población quedó bastante desprovista o tuvo que recurrir a puerta de emergencia o a un hospital para consultas habituales». De a poco esa situación se ha ido revirtiendo, se abrieron algunas policlínicas y otras se pusieron a disposición con líneas telefónicas, pero esta es todavía «es una preocupación muy sentida que hay en la zona». Además, se constata la falta de medicamentos de uso habitual en enfermos crónicos, los que suelen «repetir medicación», en particular de fármacos psiquiátricos que en el contexto de aislamiento social es muy preocupante. «Otra problemática vinculada con esto son las aglomeraciones que se presentan para el retiro de la medicación», señalaron.
Agregaron que el número telefónico 105 que se dispuso para los casos de síntomas de COVID 19 a nivel general, está normalmente desbordado, se han implementado otras estrategias como la incorporación de números telefónicos locales de centros de salud en el Cerro, pero se están evaluando porque se observa que no se concreta la atención. La intendencia ha mantenido la atención en territorio con sus policlínicas abiertas. «A nivel de salud mental, antes de la situación de emergencia, había muchas demandas de atención insatisfechas y con muchos vacíos en las respuestas; en el nuevo contexto esto se ha profundizado, con equipos de salud mermados y horarios de atención reducidos», explicaron. Con los prestadores privados de salud también hay muchas dificultades del estilo. Apex no mantiene con ellos tantos vínculos ni articulaciones, pero observa que hay demandas de usuarios sobre aspectos de la atención.
Niños, niñas y adolescentes
Con respecto a esta población, el equipo de Apex explicó que en la zona hay varias instituciones relacionadas con el INAU. Entre ellas, tres Centros infantiles que habitualmente atendían a niños desde los 3 meses hasta 3 años y 11 meses, que en estos momentos están ofreciendo canastas para sus familias. De igual manera están funcionando los centros CAIF, el Club de Niños (que atiende población de 6 a 13 años), y también los Centros Juveniles, que  trabajan normalmente con adolescentes de 12 a 18 años. En este caso, los técnicos mantienen la comunicación con ellos por vía telefónica y whatsapp. Los dos Centros de Referencia de INAU que tiene el Municipio A, realizan guardias de tres horas, de 10 a 13 horas, para la atención de aquellas familias que tienen un vínculo judicial con la institución.  Además, se aclara a las familias que, en caso de que haya niños de 0 a 18 años en situación de vulnerabilidad, pueden ser atendidos por los dos Centros de Referencia.
En cuanto vínculo de los niños y adolescentes con las instituciones educativas durante esta emergencia, destacan especialmente «la vulnerabilidad de las familias de Municipio A». No existe conectividad en gran parte de los hogares, a esto se suma la falta de laptops, pues varias no han sido reparadas de un año a otro, y por eso no se está trabajando en las plataformas del Plan Ceibal. Los centros educativos mantienen el vínculo con las familias de los niños y adolescentes utilizando diferentes vías. En las escuelas N°271 del Cerro y N°327 de Casabó (que además mantiene en funcionamiento el comedor con entrega de viandas), se comunican por grupos de whatsapp o cuadernos «viajeros», y muchas veces los maestros reciben a las madres para explicar cómo realizar las tareas.
Con relación a la UTU de la zona, se observa que el dispositivo más común con el que cuentan los estudiantes es el teléfono celular, pero el equipo de Apex advierte que en general no manejan información suficiente para utilizar esa herramienta y tienen dificultades para realizar las tareas asignadas por los docentes.
Universidad al oeste
El Cerro y algunos de  sus barrios  aledaños se caracterizan por su fuerte nivel de organización social que tiene un gran empuje por sí misma. La Udelar, a través del programa Apex, «camina junto con las organizaciones y vecinos aportando desde su rol a pensar la acción colectiva, en cada uno de los niveles que hacen a la vida cotidiana de las personas en sus territorios y a su interacción con las formas de producción de conocimiento a partir de los diferentes diálogos sociales y de los aprendizajes colectivos», explican los integrantes del programa.
Se trabaja en espacios conjuntos con vecinos referentes, comisiones barriales, organizaciones sociales e instituciones con anclaje territorial: la Organización de Usuarios de Salud del Zonal 17, el espacio de cogestión del Parque Público Punta Yeguas, el Municipio A-Municipio Saludable, el Centro Comunal Zonal de la IM, el PTI C, la Unión de comisiones barriales, escuelas de la zona, el Liceo 70, centros CAIF, otras instituciones con anclaje territorial: MEC, Jóvenes en Red, INAU, y por supuesto con la Red de Atención del Primer Nivel de ASSE y las Policlínicas de la Intendencia.
Además de la comunidad académica que constituye al programa Apex, durante esta emergencia social se trabaja con inserción de estudiantes nutrición, que realizan la Práctica Articuladora 2 y 3 y trabajos de investigación final de grado, estudiantes de psicología del Instituto de Psicología Clínica y de Educación y Desarrollo Humano además del ciclo de graduación, estudiantes de diseño en coordinación con el Espacio de Integración abierta de la Escuela Universitaria Centro de Diseño denominado «Diseño en red/diseño sin fronteras», estudiantes de Trabajo Social de la dimensión Familia, niños y adolescentes, en una práctica bianual adaptada al contexto de emergencia en el núcleo de infancia del Apex. Además, se planifica la apertura de una nueva etapa en la que se espera se sumen otros estudiantes que se iban a insertar previo a la situación de emergencia: de la carrera de Medicina, Escuela Universitaria de tecnología Médica, Instituto Superior de Educación Física, entre otros.
Fuente: Unidad de Comunicación de la Universidad de la República

Disponible en : http://udelar.edu.uy/portal/2020/05/acortando-la-distancia-apex-en-la-emergencia-sanitaria/