El pasado miércoles 22 de mayo de 2019 a las 18:30 horas se realizó la Mesa de diálogo “Memoria, Género y Derechos Humanos” co- organizada por el Área de DD.HH. de la Unidad académica del SCEAM y el Grupo Derecho y Género de la Facultad de Derecho.

La actividad contó con intervenciones de la Pro Rectora de Extensión y Actividades en el Medio, Mariana González Gruyer, la abogada y activista argentina en DD.HH. Ana Claudia “Pipi” Oberlin (*) y representantes de los Colectivos Memoria en Libertad e Ivonne Klinger por las 28 denunciantes.

Esta instancia aporta elementos para comprender la relación entre memoria, justicia y género en el contexto nacional y regional, al mismo tiempo que evidencia cómo se relaciona la Universidad de la República con las organizaciones del campo de la memoria y los derechos humanos.

Moderaron la mesa la Prof. Adj. Flor de María Meza (Coordinadora del Área de Derechos Humanos- Unidad Académica de Extensión Udelar) y la Dra. Rosemary Ruting (Co coordinadora del Grupo Derecho y Género-Udelar)

(*) Ana Claudia “Pipi” Oberlin:

Hija de René Honorio Oberlin y Ana Berraute. Su padre fue seminarista y cofundador de la Asociación Sindical Argentina (ASA). Fue el primer secretario general del Sindicato del Seguro, seccional Santa Fe. Militó en la organización Montoneros desde su fundación y estuvo detenido en diversas cárceles entre 1971 y 1973, siendo liberado el 25 de mayo de ese año, con la amnistía dictada por el presidente Héctor José Cámpora. René murió en un enfrentamiento el 6 de septiembre de 1977, en Burzaco, Provincia de Buenos Aires. Su madre también militó en la organización Montoneros y estuvo detenida entre 1971 y 1973, siendo liberada el 25 de mayo de ese año, con la amnistía dictada por el presidente Héctor José Cámpora. Sus tíos, Héctor Guillermo Oberlin y Ángel Santiago Baudracco, militaron en la ASA y en el peronismo revolucionario. Fueron secuestrados el 8 de enero de 1976 en la ciudad de Córdoba. Fueron vistos en el Centro Clandestino de Detención (CCD) Campo de la Ribera. Hasta la fecha, ambos permanecen desaparecidos. Ana integra, desde sus comienzos, la agrupación Hijos por la Identidad y la Justicia, contra el Olvido y el Silencio (H.I.J.O.S.). Estudió Derecho en la ciudad de Rosario, Provincia de Santa Fe. Como abogada de Abuelas de Plaza de Mayo, de H.I.J.O.S. y de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación participó en diversos juicios por delitos de lesa humanidad. También trabaja en causas ligadas a la violencia institucional y la violencia de género. Estuvo a cargo de la dirección de Asuntos Jurídicos de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación. Actualmente es abogada de la Unidad de Asistencia por violaciones a los Derechos Humanos durante el Terrorismo de Estado, Jurisdicción Rosario, del Ministerio Público fiscal.